Últimas historias

  • dominio sumision

    Adoro la sumisión 1

    Con 18 años recién cumplidos empezó esta historia, una historia que me ha llevado hasta el día de hoy y mi pasión por mi propio sexo. A esa edad me empezó a gustar jugar al futbol, ahora con más madures me dio cuenta de cómo se fue creando la historia, en el equipo éramos 10 […]

  • dia mas

    Era un día más… (Parte I)

    Un día regular de trabajo puede acabar en una catarata gigante de muchas aventuras. Al levantarme esa mañana, todo sucedió con normalidad. Preparé café, una tostada con queso-crema, una fruta, tomé una ducha muy rápida, ya que era invierno y ahorrando todo lo que puedes, el agua fría es un sufrimiento. Trabajaba en una oficina […]

  • viaje sofia

    Viaje con mi amiga Sofia

    Les voy a contar una historia que me paso hace unos años. La verdad que fue un viaje que tengo los mejores recuerdos. Tengo a mi amiga sofia 27 años, nos conocemos hace varios años, somos muy amigos. Ella es bailarina y profesora de educación física. Tiene un cuerpo de deportista muy bien marcado, mide […]

  • sahara erotico

    SAHARA

    En la habitacon fue cuando me conto que veia a su hermano masturbarse, terminamos las dos con un juguetito Algunos lectores tal vez me recuerden por un par de historias que envié hace un tiempo atrás que titulaba “Con mi tía perdí mi virginidad”, bueno, si no me recuerdan me llamo María, tengo ahora 21 […]

  • amante relato

    Mi amante y su hija

    Esta historia es 100% real y la primera parte comenzó hace poco mas de un año. PRIMERA PARTE: Tengo 44 años, mido 1,80 con un excelente estado físico fruto de la habitual concurrencia al gimnasio, soy abogado (tengo con dos colegas un estudio) mi estado civil es casado desde hace 18 años y siendo que […]

  • oscuras pasiones

    Pasiones oscuras

    Viernes de junio. Son las 7 de la tarde. Último día de clase en la ciudad autónoma de Villalobitos. Las hermanas Eugenie y Coral vuelven a casa. La noche del día siguiente hay una fiesta de confraternización final de curso de profes y alumnos en la playa, manera eufemística de denominar un macrobotellón.

  • lesbiana madurita

    Lesbiana madurita

    Soy una chica cubana, tengo 40 años pero no los aparento . Hola a todos soy una chica cubana, tengo 40 años pero no los aparento, soy trigueña de pequeña estatura (mido 160 cm), tengo ricos pechos, grandes de pezones redondos, mis caderas son firmes, ricas nalgas no muy abultadas, una rajita caliente y peluda […]

  • terraza 2

    La terraza (II)

    Por la tarde había quedado con mi jefa, Paula. Me inquietaba lo que pudiese ocurrir como consecuencia de lo que había vivido aquella mañana. Mi jefa, aunque algo madura, tiene un cuerpo muy apetitoso, y verla desnuda podría llevarme a otra escenita parecida a la de Mercedes. Por la tarde había quedado con mi jefa, […]

  • companera trabajo

    A una compañera de trabajo

    Hace tiempo que la miro de una forma distinta pero nunca me he atrevido a insinuarle nada. Hace tiempo que la miro de una forma distinta pero nunca me he atrevido a insinuarle nada. Los saludos de rigor y alguna que otra invitación pendiente a un café, que nunca se ha dado. Pero la otra […]

  • lesbo vampira

    LESBOVAMPIRAS (V) “EL LADO OSCURO (II)”

    Lésbico. Llegaría a seducir a la botones para tomar sus jugos?? Estaba esperando a que subiera Maria, la botones rubia de ojos azules con el pedido de refrescos a mi habitación, estaba ansiosa y hambrienta, llevaba casi dos días sin alimentarme de flujos vaginales y eso el cuerpo lo notaba, acababa de ducharme así que […]

  • querida entrenadora

    MI QUERIDA ENTRENADORA

    Me llamo Carolina y esto me sucedió con 18 años, cuando ya sabía que lo que a mí me iban eran las chicas. Mis inicios habían sido un año atrás jugueteando con mi prima también de mi edad, durante un fin de semana de visita, pero no pasamos de toqueteos, besitos y masturbarnos juntas, no […]

  • hijas calles

    Hijas de las Calles.

    Lo peor fue cuando al guarro de mi marido, al que por otra parte quiero mucho, se empeñó en pedirme el juego de otra mujer, tal vez una mujer de la calle para alimentar sus sueños eróticos. De una forma generosa y tal vez con algo de morbo por mi parte, al final cedí a […]

Las mujeres durante décadas han estado sometidas a las reglas de la sociedad que las condena a vivir una vida de limitaciones, en gran medida estas abarcaban en el ámbito sexual, las mujeres no podían sentirse sexualmente atractivas y su placer quedaba en segundo plano.

Esto también se extendía a las mujeres lesbianas, quienes han tenido que someterse a las reglas de la moral, pero que nunca abandonaron sus instintos más primitivos, los relatos lésbicos reflejan una realidad para toda mujer lesbiana. Pero a pesar de las limitaciones las mujeres han sabido cómo aprovechar su tiempo, esto queda plasmado en los relatos lésbicos donde mujeres ardientes dan lo mejor de sí mismas para sumergirse en un huracán de placer.

Los encuentros sexuales entre mujeres del mismo sexo durante las primeras experiencias suelen ocurrir entre primas, hermanas, vecinas o amigas, con el tiempo las chicas se hacen de un grupo de amistades que les permiten conocer más a fondo los placeres de una buena lamida de coño.

A pesar de que muchas mujeres terminan probando la polla de varios hombres, incluso al mismo tiempo, nada se compara como estar al lado de una suave mujer que sabe dónde tocar, cómo lamer el coño, las caricias que estremecen el cuerpo y lo mejor de todo, saben cómo follar de verdad.

¿Fantaseas con una experiencia sexual con lesbianas?

Los primeros encuentros sexuales entre mujeres lesbianas ocurren durante la juventud, donde las chicas ansiosas por recibir placer permite que sus primas o vecinas les toquen los senos, le chupen la concha y le introduzcan los dedos hasta mojarlas todas. Durante el estallido hormonal la libido aumenta a un nivel donde no hay retorno, la lujuria se apodera de las chicas quienes prefieren pasar de un tía y dejarse llevar por otra mujer, las amigas son un desahogo para estas chicas que empiezan a experimentar cómo darse placer unas a otras.

Resulta placentero y muy morboso ver a dos mujeres follando, la fantasía de todo hombre, quienes llegarían a pagar para ello, pero en esta ocasión es totalmente gratis, todas las experiencias lésbicas de chicas de universidad donde una polla no sirve para aplacar su lujuria, ya que requieren de la atención de otra mujer para poder llegar al orgasmo.

Los mejores relatos eróticos lésbicos te darán buen material para tu imaginación la cual se encargará de construir la mejor fantasía para brindarte una sensación placentera y muy erótica que no querrás que acabe tras conocer los secretos de la vida sexual de una chica lesbiana. Si todavía no te animaste a estar con una mujer, lee los mejores relatos y tócate las tetas hasta que te mojes de placer.