Últimas historias

  • entregando mujer

    Entregando a mi esposa 4

    Puedes leer también la tercera parte de este relato: Entregando a mi esposa 3 Y así empezó a pasar el tiempo, hacía un mes que Deborah sólo se veía con Jorge a solas, siempre salían, los sábados eran para él, yo me quedaba cuidando a Jazmín, los días de semana, cuando llegaba a casa, Deborah estaba […]

  • mujer erotismo

    CONFESIONES A MIS LECTORES ….TRES.

    Otro de mis lectores, este del DF,que me pide le cuente alguna experiencia vivida con mi mujer,porque le gustan mucho,el esta divorciado y tiene algunos prospectos por ahi,yo le digo que debe buscar una mujer como la mia,que este de acuerdo con lo que le gusta,para evitar conflictos,que sea sincero con ella y si asi […]

  • mujer viejos

    Me gusta ver a mi mujer con hombres muy mayores

    Buenas tardes Mi mujer siente especial debilidad por los hombres por encima de los 65 cuantos mas años mejor, ya ha tenido varios, y a mi me pone mucho verla, aunque con alguno no he podido,ahora tiene la fantasia de hacerlo con varios hombres muy mayores, es muy buena en la cama, […]

  • por ti

    Lo hago por ti, para que puedas follar

    […] unió sus labios a los de ella y presionó con su lengua hasta introducirla en su interior. Al principio ella apretó los labios prohibiendo el paso, pero finalmente abrió la boca y ambas lenguas se encontraron…

  • ibiza erotismo

    Vacaciones en Ibiza con mi mujer

    Somos un matrimonio feliz, ella en 36, yo en 40. Mi mujer es bajita, guapísima de cara (parece tener mucho menos edad), pelo teñido con mechas rubias de melena larga, bajita pero muy bien proporcionada, con unos pechos enormes acabados en deliciosos pezones rojos, y unas piernas y un culo que, cuando usa tacón, se […]

  • sobri esposo

    LA SOBRINA DE MI ESPOSO V

    LA SOBRINA DE MI ESPOSO V La verdad no dormi en toda la noche pensando todo lo que habia visto y leido, por un lado estaba que Andres seguia aprovechandose de Sofía y se la habia logrado coger en nuestra propia casa y cama, y por el otro lado el enterarme que el otro tipo […]

  • esposa amigo

    Mi esposa y su amigo

    Hola este es un relato de algo que me sucedió hace algunos años y aun me gusta recordarlo. Soy Manuel, tengo 53 años y mi esposa Alicia tiene 41 años, tenemos 4 años de casados, ella es de estatura baja, ella tiene senos de tamaño mediano, pequeña cintura, un hermoso trasero y bellas piernas, que […]

  • hot wife

    Me convirtieron en una hotwife

    Por primera vez voy a compartir con ustedes, nuestra intimidad. Mi nombre es Isabel, tengo 35 años, me considero una mujer exitosa, soy socia de una empresa, controlo mi dinero y mi tiempo, soy madre de 2 niñas, y estoy casada hace 10 años con un hombre, con quien he vivido las mejores experiencia de […]

  • sexo sobrino

    Mi mujer tiene sexo con mi sobrino

    Mi mujer es espectacular una morocha con hermoso cuerpo, tiene lindas tetas y lindo culo, todo el mundo le tiene ganas de entrarle. Esto paso cuando mi sobrino de 18 años vino a pasar unos dias en mi casa, yo y mi mujer cogiamos todo el tiempo en casa, a cualquier hora y en cualquier […]

  • fotos eroticas

    Una sesion de fotos

    Recibí la llamada de mi amigo Andrés. Era un gran amigo de la carrera, de hecho el único amigo con el que tengo una buena amistad. Solemos quedar mucho a cenar e incluso en irnos de vacaciones. Lleva muchos años saliendo con Silvia que está muy bien colocada en una consultoría  y viaja mucho. Me […]

  • nalgas mujer

    Mi amigo disfruta de las nalgas de mi mujer

    Mi amigo disfruta las nalgas de mi mujer Hola buenas a todos, espero que les guste mi relato, y si es así les relatare las otras veces que he compartido a mi mujer con mi amigo, sin mas preámbulos empiezo Desde que estaba en la universidad fue que inicie mi relación con mi mujer, Alice, […]

  • esposa compartida

    ESPOSA COMPARTIDA parte 3

    Hola nuevamente esta es la tercera entrega de como mi esposa compartida… si no has leído las primas dos parte te dejo el link enseguida para que entiendas como hemos llegado hasta aquí. ESPOSA COMPARTIDA parte 1 //spa-astramed.ru/esposa-compartida-parte-2/

Tanto si se trata de una realidad como de una fantasía sexual, el cuckold se ha convertido paulatinamente en una tendencia cada vez más aceptada entre miles de parejas, quienes encuentran una desbordante cantidad de excitación y placer al imaginar que uno de los dos sostiene relaciones sexuales con alguien totalmente ajeno a la relación, de ahí que se le califique como infidelidad consentida, pues lo que para otros podría ser un engaño o traición, para los seguidores de este fetiche no es más que una alternativa para satisfacer a ese ser por el que se siente tanto cariño.

Generalmente, esta es una práctica donde es mayormente el hombre quien le pide a la mujer que se acueste con otro para que posteriormente le comparta todos los detalles del encuentro sexual, pues el imaginarse lo acontecido es algo que dispara a tope la pasión y incentiva la llama entre ambos.

Lo candente de una mujer infiel

Al ser la infidelidad un tema tan delicado, que de hecho puede ser suficiente para que una relación se termine, hace que los relatos eróticos de infidelidad consentida sean tan polémicos, pues lo que es una conducta ampliamente señalada por la sociedad pasa a verse nutrida por el morbo y una clase de perversión suficiente para tener siempre ganas de más.

Más allá de actuar siguiendo una libertad que aparentemente se pierde al conformar un matrimonio o noviazgo, todas las historias aquí compiladas dan un giro bastante interesante a lo que puede pasar cuando una mujer es infiel, pues en las diferentes situaciones descritas se deja ver como esto es exactamente lo que prende, de ahí que muchos hombres se tomen el trabajo de ayudar a escoger por ejemplo, un deslumbrante juego de lencería para que su mujer lo luzca ante aquel recién conocido.

Violar los votos matrimoniales y asumir un rol en el que poco o nada interesan las normas sociales son aspectos que ayudan a que aquella visualización de cornudo, quede en el olvido y se transforme más bien en el resultado gratificante que surge de lo que es un gran tabú.

¿Una fantasía sexual compartida?

Para poder nombrar estas relaciones sexuales con la etiqueta de cuckold es indispensable que ambas personas se encuentren de acuerdo y que este “permiso” o “licencia” sea algo igual de cautivante para ambos.

Tenemos entonces amigos que se follan a la esposa de otro, esposos con las sobrinas de sus esposas, vecinos que se siempre están dispuestos o, por ejemplo, unas vacaciones que reúnen las condiciones para que un recién conocido se convierta en el candidato perfecto, sin importar como se den las cosas, estamos ante lo que sería otro enfoque de lo que se entiende por compartir y acostarse con otro.