Últimas historias

  • jardinero 4

    El hijo del jardinero IV – Celos y Envidia

    Disfruta aquí de la tercera entrega de “El Hijo del Jardinero” Luego de haber visto con mis propios ojos como mi hermano mayor “Julián” y mi amiguito Juanchito (el hijo del jardinero de la casa) estaban teniendo un interesante acto sexual del cual casi fueron descubierto por el Jardinero, me atreví a retarlos; Juanchito me […]

  • tio mteo

    Mateo: Mi Tío BORRACHO, ahora soy de su PROPIEDAD.

    Una visita familiar con un final inesperado: ”SENTÍA COMO SI EL TEJIDO SE ROMPIERA”. ”AHORA SOY PARTE DE EL”. ”EL ESFINTER ANAL ME ARDÍA, SENTÍA QUE ME QUEMABA POR DENTRO”.

  • mi primo

    Mi primo me rompió el coñito

    Hola. Mi nombre es Juan. Soy un chico delgado, alto, con muy poco pelo y con el pene algo pequeño. Desde pequeño supe que me encantaban los hombres, aunque hasta los 16 no fue que tuve mi primera experiencia con uno. Fue con mi primo Enrique, que era el mayor. El tenia 41 años por […]

  • macho rustico

    Macho rústico – intro (si interesa, sigo contando)

    En el metro porteño (subte) lo veo sentado frente a mí. Estábamos solos en el vagón. Último tren de un sábado a la noche. Él estaba ebrio o drogado, fuera de sí. Jadeaba como un animal, transpiraba, gemía, se dormía de a ratos. Muy corpulento y velludo, un tanto descuidado en su aspecto personal. Barba […]

  • probador encuentro

    EN LOS PROBADORES

    Me llamo Daniel, soy un chico de unos 36 años y hasta hace muy poco tiempo sólo había tenido relaciones heterosexuales. Siempre he tenido un buen cuerpo, fibrado y con músculos marcados; me cuido bastante. Tengo el pelo oscuro, ojos marrón claro, gafas y perilla que ya empieza a encanecerse. Me dedico a la fotografía […]

  • cronicas gay

    Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 5)

    Puedes leer la cuarta parte de este relato: Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 4.1) Hola a todos, creo que ya son varios meses desde que narre la ultima historia, es hora de adelantar agenda con ustedes.

  • joven macho

    Joven Macho me Volvió Su Puta

    Historia Real Acontecida en un Hotel de Bogotá, Colombia Me encanta que me llenen el culo de leche. Pero hay que tener muchas precauciones por cuestiones de salud. Por eso siempre conozco bien a quien le doy mi culo. Conocí en una página a un chico muy delgado, pero de aspecto rudo y masculino que […]

  • us bdsm

    Us I (BDSM)

    El comienzo de otra pareja D/s cualquiera. Se sentía dominado de manera involuntaria por aquel hombre. Notaba como le clavaba una mirada seria; por desgracia no podía saberlo a ciencia cierta dado que había bajado la cabeza; avergonzado. Humillado siendo conocedor de su mal comportamiento. Por un instante sintió los ojos curiosos de los desconocidos […]

  • ballet gay

    BAILARIN DE BALLET Y SU PRIMERA RELACION GAY

    Me llamo Yushiro y quiero contaros cómo fue mi primera relación gay. Soy bailarín de ballet desde que era un niño. En la academia había otro chico, también de descendencia japonesa cuyo nombre era parecido al mío, es decir, Yasuhiro y el mío, como os dije es Yushiro. Esto traía alguna confusión con los demás […]

  • pasos nena

    Mis primeros pasos como nena

        Mis primeros pasos como nena      La historia de como me convertí en una perrita sumisa Hola amigos mi nombre es Sergio (al menos el que mis padres pensaron para mi), tengo 20 años y quisiera contarles la historia de cómo comenzó mi pasión por vestirme y sentirme como una nena.

  • puerto vallarta

    Mi primera experiencia sexual en Puerto Vallarta, México.

    Gay, domonaición Gay, Sexo en México. Aunque puedo escribir y hablar castellano la realidad es que no soy latino, pero me siento serlo. Pido disculpa por los errores ortográficos que puedas encontrar en mi relato.   Amo a los latinos y quisiera ser considerado como tal, pero mi aspecto físico no me ayuda.  Soy hijo de […]

  • Mi primera salida a la calle

    Transexual, Madrid. No voy a empezar por contaros que soy un chico “normal” hetero que un día se dió cuenta de…

Como parte de todas las opciones que contempla el disfrute de la sexualidad, las experiencias de sexo gay al igual que el BDSM masculino son consideradas como fuente inagotable de placer y lujuria debido en parte a esa asignación de práctica prohibida que se le ha dado desde tiempos remotos. Haciendo parte del listado de las búsquedas sobre sexo que más tienen lugar en internet, está más que claro que no siempre es indispensable acudir a imágenes y vídeos para curiosear en este latente mundo, pues un buen relato erótico de estas características puede ser incluso mucho más cautivante y si se quiere morboso.

Considerando que el porno entre hombres goza de gran cantidad de seguidores, es propio desprenderse poco a poco de aquella idea que asegura que solo el cuerpo de la mujer es sugerente y es que unos buenos antebrazos, un culo prominente y hasta una lengua traviesa también puede despertar intensas pasiones.

Las fantasías eróticas homosexuales y el BDSM

Ante la fascinación por el miembro de otro hombre que de hecho también puede cautivar una que otra vez a aquel que se considera heterosexual, incorporar los alcances propios del BDSM a estos encuentros es definitivamente algo fuera de este mundo y así lo transmiten las distintas narraciones que se exponen en esta sección al referenciar una intensidad que era desconocida para muchos.

Un fin de semana lascivo, una sesión de dominación y sumisión, una fiesta, los probadores de alguna tienda y hasta el aprovechar aquello que despierta aquel familiar que es imposible dejar de observar, absolutamente todo puede pasar cuando no queda más opción que entregarse al placer del deseo, el cual puede hallarse sin dificultad en unos brazos masculinos.

¿Te ponen cachondo las prácticas sexuales gays?

Ante la visibilidad que afortunadamente ahora tiene el amor gay, referirse a las prácticas sexuales de estas parejas es algo tan apetecible como cualquier otra preferencia y, en consecuencia, la estimulación mutua que surge y que por supuesto va de la mano con el sexo anal pasan a ser actos cargados de gran erotismo que sacan de la rutina, elevan la temperatura y de paso aquellas ganas locas de masturbarse un poco.

Distintas posturas, penes de todos los tamaños y aquel comportamiento de macho que puede asumir alguno de los dos, inmediatamente encienden los sentidos. La presencia del BDSM con su tendencia hacia lo rudo y lo obsceno rompe muchos otros esquemas y trae a escena juegos que incorporan variantes que al debatirse entre el dolor y el placer llegan a hacer vibras de formas nunca antes pensadas.

Vendarse, atarse o acudir a toda clase de elementos para desencadenar el deseo, es algo casi que enloquecedor y en estas narraciones encontrarás los detalles requeridos para casi que hacer parte del encuentro.